Citlali es para siempre

HISTORIA

Citlali es una empresa familiar fundada en 1968 por Francisco Sánchez Sahagún en Guadalajara, la ciudad joyera más importante en México. Aquellos tiempos donde la plata no era apreciada para joyas valiosas, Citlali trabajó para enaltecer su valor real a través de su visión, diseño y calidad. 

Citlali significa estrella en náhuatl, un significado prehispánico de donde nacen todas las ideas para crear estas joyas. Nace inspirándose en el arte mexicano, tomando lo mejor del país para crear piezas llenas de cultura, significado y valor; desde diseños originales de las culturas prehispánicas hasta diseños de la naturaleza mexicana.

Actualmente, con casi 50 años, han exportado sus colecciones a diferentes lugares del mundo, han obtenido reconocimiento y premios en concursos y siguen compartiendo la belleza mexicana.

En cada Joya Citlali está el trabajo de hombres y mujeres mexicanos con pasión por su país y su riqueza cultural, que con sus manos elaboran pequeñas piezas de arte para personas que comparten el amor a la joyería, a la cultura y a México.

 

 

 

FRANCISCO SÁNCHEZ ROSANA SÁNCHEZ
El amor por este oficio se lo heredó su padre, que también era joyero; al ser el mayor de los hermanos le tocó ese legado y desde siempre lo vio como algo natural. Francisco comenzó en el negocio con joyería tradicional y fue una amiga y cliente que buscaba réplicas de motivos prehispánicos la que lo llevó a crear Citlali como es el día de hoy. Hacer joyería de plata reinterpretando aquellos motivos de nuestros ancestros tocó su corazón y abrió un camino por el que pocos habían transitado. Su proceso de diseño varía: algunas veces parte de la inspiración del momento, del deseo de plasmar sus sueños, lo que ve en su vida, en la naturaleza o en las obras de arte. Otras veces son las formas, piedras y colores las que hacen que comience el proceso. Para terminar, dibuja, combina ceras de otros modelos e incorpora piedras, siempre con la idea clara de imprimir el estilo Citlali. Su estilo de diseño es entre naïf y costumbrista con muchos detalles. Citlali comenzó desde que nació Rosana, por lo que mientras fue creciendo también lo hacía su amor por la joyería, al trabajo y a lo hecho a mano. Desde muy joven entró a trabajar al taller y durante 10 años realizó tareas desde empaque y grabado hasta control de calidad y catálogos. Hace 6 años, Rosana regresa a Citlali como directora de la empresa, diseñando nuevas colecciones y rescatando los diseños clásicos de Citlali. Su estilo de diseño lo describe como clásico, utilizando mucho los detalles. Para ella la inspiración es un proceso de búsqueda, un viaje al interior para encontrar significados. Utilizar lo que le está sucediendo y observar la reacción de las personas ante cualquier situación, esto le ayuda a relacionar emociones y símbolos, buscando los significados en el legado que nos dejaron las culturas originarias de México, fuente inagotable de inspiración. Así comienza su proceso de diseño, que lo termina imaginando formas, dibujando, pensando en los colores, tendencias y piedras.